Festival de Cine Latinoamericano de Toronto (LATAFF) 2019


This slideshow requires JavaScript.

El Festival de Cine Latinoamericano de Toronto (LATAFF, por sus siglas en inglés), que constituye una de las principales actividades de las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana/Latinoamérica todos los años, fue nuevamente todo un éxito tanto en la calidad de las películas presentadas como también en la cantidad de público que asistió a las exhibiciones.

Este año se contó con 15 producciones cinematográficas latinoamericanas: Argentina, Metegol, del director Juan José Campanella, y My Masterpiece, del director Gastón Duprat; Canadá: Our Home, documental de la directora Andy Álvarez; Canadá, Do turtles swim in Maple syrup?, documental del director Paul Daniel Torres; Colombia, Birds of Passages, de los directores Cristina Gallego y Ciro Guerra; Costa Rica, Man of Faith, de la directora Dinga Haines; Cuba, The Return, de la directora Blanca Rosa Blanco; Ecuador, The Longest Night, de la directora Gabriela Calvache; El Salvador, The Battle of The Volcano, del director Julio López; México, La Negrada, del director Jorge Pérez Solano; Nicaragua, Exiled, documental de la directora Leonor Zúñiga; Perú, Retablo, de los directores Álvaro Delgado y Aparicio L; Uruguay, The Sharks, de la directora Lucía Garibaldi; Venezuela, Central Park, del director Luis Alberto Lamat.

El Festival de Cine Latinoamericano de Toronto fue fundado en el año 2015 como “una prueba” para ver si realmente la comunidad estaba interesada en ver buen cine latinoamericano. En ese entonces, se llevó a cabo en el Chamber Council del North York Civic Centre, junto al Mel Lastman Square, dónde se exhibieron solo tres películas. Ese fue el inicio, dónde se vio que ciertamente había un interés, por lo que el siguiente año se logró una programación más fuerte: diez películas, las cuales las presentaron en las salas en que ahora las exhiben, como es el caso de Jackman Hall Theatre de la Galería del Arte de Ontario (AGO) y el Innis College Theatre de la Universidad de Toronto.

En sus cinco años de existencia, LATAFF ha proyectado en pantalla grandes joyas del cine Latinoamericano y ha visto pasar por los escenarios donde se han presentado sus películas a grandes figuras del cine latinoamericano, que jamás sospecharon venir a Toronto para ver el éxito de sus obras de arte cinematográfica.

Lo que se inició como una muestra dentro de la celebración del Mes de la Herencia Hispano-Latinoamericana, es hoy toda una institución con cuerpo propio y sello distintivo que nada tiene que envidiarles a los festivales que se realizan alrededor del mundo.

Esta fue la edición número cinco de un festival que se ha convertido en el preferido de las comunidades latinoamericanas y canadiense, y que por su trayectoria está para quedarse.